La importancia de la humedad en el cultivo de hongos comestibles

Uso del humidificador para nuestros cultivos caseros

Las setas, hongos o cuerpos fructíferos son parte de todo un conglomerado de especies de los basidiomicetos, que a su vez pertenece al reino Fungi. Innumerables historias hay alrededor de esta especie y el humano convive a diario con estos hongos, ya sea en la cocina o como otros propósitos.

Antes que nada se debe saber que los efectos de las setas pueden ser variados en el cuerpo humanos, ya que los hay tóxicos (a veces mortal para el humano), hay alucinógenos que en buenas manos pueden ser empleados como medicina, existen fitopatógenos o deuteromicetos que constituyen formas imperfectas y tienen usos variados, y desde luego existen los hongos comestibles, delicias culinarias como son, también se pueden cultivar desde la comodidad de tu casa; y de acuerdo a algunos expertos tienes que saber que a estos les fascina la humedad, por ello vamos a explicar cómo se pueden cultivar las setas.

Empezar por el sustrato

El cultivo de pacas compactadas cubiertas por un plástico negro es una forma de que crezca el hongo de la planta, que obviamente llevará a la producción de las deliciosas setas. Algunas de estas alpacas de paja ya vienen con sus agujeros incluidos para el óptimo crecimiento, si no es así o vienen muy pocos hoyos, es preciso que nosotros mismos las hagamos mediante algún objeto punzocortante, como tijeras o un cuchillo; se recomienda que al menos cuente con diez agujeros y que sean de poco más de 4 centímetros de diámetro.

Temperatura, humedad e iluminación para el correcto crecimiento de los hongos

En cuestiones de temperatura se aconseja que los hongos estén en un ambiente que oscile entre los 15 y los 20 grados Celsius. Si la sensación térmica llegara a ser más baja, muy probablemente las setas crecerán de forma muy lenta, y si son ligeramente altas, tal vez el efecto de su crecimiento sea un poco diferente a lo que teníamos pensado, por ello es esencial mantenerlos en lugares ideales bajo las condiciones de temperatura. Si el lugar donde vive cuenta con climas muy extremosos de calor o frío, se aconseja que pueda emplazar una clase de invernadero, para sí poder cubrirlas durante la noche, en caso de que la sensación térmica sea demasiado fría.

Ahora, la humedad es un tema importante para el cultivo de hongos comestibles, a estos les encanta la humedad. Si el entorno donde crecen posee importante saturación atmosférica, entonces no será necesaria la inclusión de tanta agua. Por el contrario si el lugar es seco o con humedad relativa normal, entonces se necesitará pulverizar agua en todos y cada uno de los orificios, algunas veces se tendrá que hacer esta acción dos o tres veces al día. El humidificador puede ayudar al crecimiento de los hongos comestibles sin duda; su correcta y oportuna instalación envolverá el ambiente de las setas con su humedad y permeará un desarrollo efectivo. Hay que recalcar que el humidificador debe ser usado con plena consciencia, por ello no sería mala idea añadir un medidor higrométrico pasa conocer las condiciones de humedad que imperan en los cultivos.

En cuanto a iluminación, por ningún motivo vayas a dejar que la paca reciba luz solar directa. En ese sentido se recomienda ponerlas en una sombra, tampoco es conveniente dejarlas en total oscuridad, porque podrían sufrir bajas temperaturas.

Si hacemos esto bien, muy probablemente en solo 10 días podamos empezar a cosecharlas. Es esencial que durante la fase de crecimiento mantengamos a las setas con buena humedad, por lo que tendremos que pulverizar nuevamente. ¡Ah! y no tires la paca, esta seguirá haciendo crecer hongos comestibles, y si ves que la seta se llena con una especie de polvo blanco, no te asustes, es una espora que no daña y solo deberás limpiarlas. En realidad es un procedimiento sencillo, las alpacas las puede comprar en línea, además de que no te tendrás que preocupar por las plagas, ya que es muy raro que sean atacadas por las mismas. Y lo mejor de todo es que podrás disfrutar de una delicia culinaria que ha crecido en tu propio hogar.