Consideraciones importantes para el buen funcionamiento de mi humidificador de vapor

Cómo saber si mi hogar está debidamente humidificado

Ya sea en nuestro hogar u oficina, un dispositivo de humidificación es fundamental para que nos sintamos más a gusto o para que nuestros seres queridos estén tranquilos en cuanto a las condiciones climatológicas demandantes. Ya no solo basta el clima artificial, aire acondicionado o ventiladores para satisfacer nuestra sensación térmica, también tenemos que recurrir a sistemas más sofisticados, en este caso, los humidificadores.

humidificacion-dosAntes describimos la importancia acerca de conocer mejor un aparato como tal, ya que nos ayudará a entender mejor sus componentes, y más si nosotros mismos queremos experimentar con la posibilidad de instalar con nuestras propias manos, o también para alcanzar a discernir lo que pudiera estar fallando en nuestro humidificante o por lo menos estar conscientes acerca de su mantenimiento obligatorio.

Asimismo vale la pena consultar ciertos puntos con un profesional del HVAC o en instalación de climas y sistemas de humidificación. Estas consideraciones son:

  • Cómo hacer para que mi dispositivo para humidificar alcance un punto óptimo de funcionamiento en cuanto a un punto de referencia de saturación. Lo más seguro es que al mecanismo le tome varios días el poder adaptar su función en torno al área donde trabaja, es decir, que existen ciertos elementos como la temperatura, el nivel de humedad, presión del exterior, tamaño de la casa y hasta el mismo mobiliario para que se pueda llegar a un punto de equilibrio ideal, dando como resultado que no tenga que forzarse de más.
  • humidificacion-tresOtro punto es que no hay que alarmarse por cualquier indicio de olor a plástico o caucho, esto es completamente normal cuando el aparato empieza a funcionar en los primeros días. Obviamente este detalle desaparecerá muy rápido, solo habrá que acudir con el fabricante en caso de que usted note que haya una anomalía con el sistema.
  • Si por algún motivo el dispositivo no está funcionando como debe y no humidifica el ambiente, hay que checar el manual en cuestión, para poder ver que es lo que podría estar pasando. Un problema común es que el control de humedad no está configurada correctamente, por lo que podría haber problemas ante un congelamiento, para ello, es necesario consultar su configuración de protección para este error y llamar a un especialista de ser necesario.
  • No humidifica de acuerdo a las necesidades. Como ya habíamos comentado, puede que el humidificador precise de cierto tiempo para que se pueda adaptar y lograr un punto de referencia óptimo, sin embargo cuando ya ha pasado mucho tiempo y no se logra la humidificación, entonces hay que plantearse la posibilidad de que el dispositivo en sí no cubra los requerimientos en su funcionar. Lo que se recomienda en estos casos es tratar de llegar a un acuerdo con el fabricante original para que se pueda cambiar por uno más robusto, o en su defecto, adquirir otra unidad igual para que funcione a la par del que ya se disponía.
  • humidificacion-cuatroCuidar la ventilación artificial. Si también requerimos de ventilar nuestro recinto, solamente debemos tener cuidado de que la generación de humedad por parte del mecanismo no se disipe por un intercambio entre aire húmedo y seco. De no estar atentos, el punto de referencia de saturación entrará en un desequilibrio. Se recomienda que no se use en demasía el sistema de aireación o que se dispongan de aparatos de ventilación que recuperen la energía.
  • Atención a los focos. En cuanto se empieza a parpadear alguna luz indicativa en el humidificante, significa que tendremos que darle una pequeña limpieza, por lo que hay que consultar el manual. A veces el agua dura es un indicativo de limpieza necesaria o para el cambio obligatorio de filtros.

Estos son algunos puntos a considerar y que se pueden debatir con el fabricante. Hay que recalcar que los humidificadores de buena calidad son los que funcionan bien, y que además ofrecen el plus de ahorrar en costes de electricidad.