Ventajas y beneficios de los humidificadores verticales ultrasónicos

En la actualidad, la industria y comercios en general, precisan de sistemas que proporcionen niveles de humedad adecuados, y no solo eso, sino además que otorguen beneficios que ayuden a la conservación de un área en particular, por ejemplo, donde se elaboren alimentos, medicinas y por supuesto, en la agricultura misma.

Ya hemos visto las ventajas de contar con un sistema de humidificación hogareño, el cual equilibra la temperatura ambiental y la sensación térmica para satisfacción del ser humano, y por qué no, de mascotas también.

Ahora hablaremos de los humidificadores portátiles verticales y sus múltiples ventajas, que son muchas. Para empezar, al ser una unidad portátil, la podemos desplazar al área de conveniencia, y debido a su diseño ergonómico y vertical, se puede decir que se ajusta a cualquier zona, no importa de qué lugar se trate, que pueden ser almacenes, áreas de procesos industriales, cuartos de pruebas, cabinas, pasillos, áreas comerciales, entre muchos otros.

También es cierto que algunos lugares precisan de una humidificación ideal, a tal grado que la niebla sea completamente visible, como salas especiales de hospital y laboratorios, cuartos de informática, áreas para impresión y demás. Si el lugar donde estás necesita constantemente una nebulización, ten por seguro que cuando baje del 40% de humedad, el dispositivo arrancará inmediatamente.

Beneficios económicos de un humidificador ultrasónico

Existen sistemas de vapor que pueden acarrear costos de operación excesivos, más de lo que realmente necesitaríamos, y más si el área de humidificar posee condiciones microclimáticas de humedad y temperatura bastante críticas. Es por ello, que un humidificante ultrasónico tendrá costos de operación más bajos en comparación con los antes mencionados, haciéndolos un producto ideal para ciertos procesos que requieren de un uso rudo, como áreas industriales y comerciales.

Además, si seguimos las instrucciones del fabricante al pie de la letra, y sabemos ajustar correctamente el sistema para que proporcione la humidificación exacta, tengamos por seguro que ahorraremos aún más en costos operativos. Es verdad, los humidificadores ultrasónicos podrían necesitar de una inversión inicial un poco más elevada que los dispositivos de vapor convencionales, sin embargo y como ya hemos explicado, hay que considerar los factores de operatividad del aparato, y más cuando le daremos un uso constante.

Cómo funciona el humidificador ultrasónico

La pieza clave de tal sistema es el transductor ultrasónico, que está hecho a base de cristal eléctrico inmerso en agua. Ese elemento se encargará de transportar las señales electrónicas de frecuencia elevada mediante oscilaciones mecánicas.

A través del fenómeno antes mencionado, el agua tratará de seguir su curso natural en el sistema ultrasónico, sin embargo en el proceso, se formará un vacío transitorio por acción de las oscilaciones negativas del cristal, creando invariablemente un vapor. Dicho vaho será presionado por las ondas oscilatorias positivas para que salga a través de la superficie del mecanismo, y así, tendremos le nebulización que necesitamos, de apenas una micra, fácilmente de disolver en la atmosfera que respiramos.

Es importante que este tipo de neblina sea lo más tenue posible, ya que si se llegaran a filtrar pequeñas gotas de agua, el proceso de evaporación no sería el correcto. Por ello, cuando se vaya a comprar un humidificador, se recomienda que sea ultrasónico, porque tal tecnología es capaz de proporcionar la humidificación adecuada de manera instantánea, evitándose así, el procedimiento de bullir el agua para formar el vapor frío.

Otro beneficio de tal tecnología es que prácticamente requerirá de nulo mantenimiento, porque no hay elementos que intercambiar como los de vapor. Solo hay que saber que los transductores poseerán una vida útil de aproximadamente diez mil horas. Asimismo son fáciles de instalar, los controles ajustables son más precisos, son capaces de eliminar contaminantes que atenten contra el mismo dispositivo de humidificación, y la composición a base de acero y aluminio lo hace muy resistente.

Solo sea consciente del producto que compra y para qué lo va a necesitar, y qué es todo lo que contiene, como interruptores, electroválvulas, cristales transductores, etc. Acérquese a los expertos en el tema.