El uso de humidificadores en invierno

Aún faltan varios meses para la llegada del invierno, sin embargo, es muy importante que los padres de familia, empresarios o dueños de negocios comiencen a tomar las medidas adecuadas para mantener el ambiente en casa, oficinas, talleres o pequeñas tiendas en el mejor estado posible y así cuidar su salud, la de su familia, empleados y trabajadores, además de lograr tener un ambiente cómodo y apacible.

El invierno es una época caracterizada por las bajas temperaturas, pero es también una temporada en la que el aire es muy seco, contrario a lo que se pudiera pensar. Además, si a esta resequedad natural del aire de la época se agrega el uso común y constante de sistemas de calefacción para mantener un ambiente cálido en el interior del edificio o cuarto, el aire se seca incluso más, sobre todo si no se permite la renovación de este al tener puertas y ventanas cerradas, lo cual puede tener eventualmente consecuencias negativas para la salud de los habitantes o usuarios frecuentes del lugar e incluso para muebles, materiales, productos y artículos que en él se encuentran.

Ante este tipo de situación, el uso regular de humidificadores es sumamente útil y funcional para mantener un ambiente agradable al interior de cualquier hogar, oficina, edificio o local. Es menester aclarar que la importancia de tener una atmósfera adecuada en el interior de un lugar, es decir, mantener los niveles idóneos de temperatura y humedad, no se limita a un aspecto de comodidad de las personas que en él se encuentran, también implica beneficios para la salud, la conservación de materiales o alimentos e incluso un ahorro considerable de energía eléctrica.

El uso de calentadores o calefactores para compensar la caída de temperatura que sucede en la época invernal mantiene caliente el ambiente de un lugar, para lo cual el dispositivo suele calentar el aire, lo cual implica que elimina la poca humedad que tiene el aire frío y seco de la temporada.

Para el ser humano, plantas y mascotas, esto tiene consecuencias, pues al respirar aire seco (frío o caliente) es común que se resequen las fosas nasales, la boca y la garganta, lo cual provoca dolor e irritación en el área y favorece la aparición de enfermedades respiratorias típicas de la temporada. Pero estas no son las únicas consecuencias, pues este aire seco también puede resecar la piel y los ojos de las personas y en el caso de las mascotas, sus narices, además de ser un aire poco favorecedor para el crecimiento de plantas, por lo que es común que estas se sequen, a pesar de estar en interiores y de recibir los cuidados adecuados.

Por ello el uso de humidificadores durante esta estación del año es esencial, pues este dispositivo ayuda a agregar la cantidad suficiente de humedad que falta en el aire seco de la época y así se pueden prevenir este tipo de inconvenientes, pues básicamente la función de este equipo es normalizar la calidad del aire y del ambiente general en el interior de cualquier lugar.

La necesidad de mantener el nivel de humedad en el aire para evitar enfermedades respiratorias radica en que la mayoría de virus, bacterias y otros patógenos que provocan este tipo de padecimientos requieren de ambientes secos, razón por las que el invierno es la temporada en que más enfermedades de este tipo se presentan. Por lo tanto, incrementar la humedad en el ambiente evita la proliferación de estos microorganismos y reduce considerablemente las probabilidades de contraer una enfermedad de este tipo.

La humedad también es fundamental para el proceso de crecimiento de las plantas y es necesario aclarar que esto no se refiere a la humedad de la tierra o al riego de las plantas, sino a la humedad del aire, pues esto facilita que las plantas absorban el aire y algunas de las partículas que extraen de este, lo cual favorece su proceso de crecimiento y florecimiento.

Hablando específicamente del hogar, otro de los beneficios que los humidificadores ofrecen durante el invierno es que al humedecer el entorno en la casa se consigue respirar un aire mucho más suave para las vías respiratorias, sobre todo para los bebés, los niños, los ancianos y las personas con problemas crónicos como el asma.

De igual forma, así como el exceso de humedad en un lugar puede afectar de manera considerable los muebles, sobre todo la madera y la tela, la falta de humedad también resulta nociva para estos materiales y algunos otros. La madera puede presentar grietas, problemas en sus ensambles y fragilidad por la falta de humedad, de la misma forma que la resequedad excesiva puede deteriorar y debilitar las fibras de la tela.

Adicional a esto, este tipo de dispositivos para la humidificación son sumamente discretos, ya que por su tamaño no ocupan mucho espacio, son bastante sencillos de utilizar, no tienen demasiados controles ni piezas y su relación costo-beneficio es excelente. Únicamente es necesario atender a las recomendaciones, instrucciones y especificaciones del modelo del dispositivo para que su funcionamiento sea el más adecuado.

En general, la humedad es un elemento que puede llegar a tener una gran influencia en el hogar, oficinas y en la industria, por ello es importante mantener un estado equilibrado de esta, pues un exceso de humedad puede provocar daños a diferentes muebles, instalaciones, artículos y a las mismas personas, mientras la falta de humedad, la sequedad, también puede resultar perjudicial.

Por esto es que H2O TEK, empresa especializada en equipos control ambiental, cuenta con humidificadores de diferentes tipos y modelos, para poder satisfacer las necesidades particulares de cada cliente, ofrecer la posibilidad de tener una vida más cómoda y disfrutar de la vida familiar, laboral o empresarial, sin preocuparse demasiado por las condiciones ambientales del invierno, verano o cualquier otra temporada del año.