Efectos nocivos de un clima desértico en el cuerpo humano

(Cómo humidificar la piel y las fosas nasales)

El clima desértico puede causar una piel seca, además de dificultades en las fosas nasales. El aire caliente y seco puede a llegar ser insoportable, y lo normal es acudir al encendido de algún aire acondicionado, sin embargo, esto puede contribuir aún más al secado, y esto es porque el mismo va eliminando el agua en el aire del interior de una casa o edificio.

La sequedad mucosa resulta una verdadera molestia para las personas, inclusive si se va descuidando esta desfavorable condición, se pueden presentar complicaciones, como el repentino brote de costras o tirantez (tensión) en la nariz, que suele aparecer también cuando se sufre un resfriado. Para evitar estos problemas existen algunos remedios para humedecer las fosas nasales

Rinitis seca

La rinitis seca es una inflamación en la mucosa nasal, no produce ningún líquido ya que se deshumedece, los niños son muy sensibles a dicha afección. Esta enfermedad puede causar el clásico taponamiento; su origen se debe al uso de medicamentos nasales de forma contraproducente y por un ambiente muy seco, de no tratarse a tiempo, surgirán dificultades como un sangrado por agrietamiento e irritación nasal. Cualquier situación o factor que rebaje la humedad en el entorno causará una rinitis, por eso la utilización excesiva de aires acondicionados no es recomendable, y siempre será mejor el uso de un humidificador de ambientes.

Resequedad de la piel

Las piernas, brazos y abdomen suelen sufrir más la condición de piel seca cuyos síntomas son: picazón, descamación y fisuras en la piel. Las personas de edad avanzada y los niños son los más susceptibles a la resequedad. La piel al perder la humedad, poco a poco puede agrietar la piel, irritarla, exfoliarla e inflamarla, el uso de jabones inadecuados contribuye en gran medida. Por eso es importante mantener la piel humectada, ya sea con cremas y ungüentos, así como la instalación de un humidificador en la casa resultará muy efectivo. Evite usar demasiada ropa en temperaturas altas que contribuya a la sudoración excesiva, así como uso de detergentes y/o jabones que perjudican la piel; el estrés también puede ser un detonador y mantenga la temperatura de su hogar en óptimas condiciones.

Si el aire de su casa u oficina es muy seco y caluroso, es esencial que se utilice un dispositivo de humidificación que contrarreste las condiciones climáticas de su entorno. Hay que recordar que los niños y personas de la tercera edad son muy sensibles a ese tipo de climas, por eso es esencial extremar precauciones.