Diferencias entre un sistema de humidificación normal y uno de vapor

El tema de la nebulización o humidificación está tomando gran relevancia en los hogares de las personas que están dispuestas a mejorar el ambiente de su entorno. Este artículo sin duda es de gran utilidad, por ejemplo para humidificar una zona especial de la casa que precise de un control adecuado de la saturación, igualmente es usado en las habitaciones de los bebés, para que tengan una respiración más óptima mientras duermen, y que sus fosas nasales no se irriten por la sequedad del aire.

humidificador-de-vapor-3Asimismo se ha convertido en algo muy preponderante cuando se trata de hacer crecer un invernadero casero, ya que como es bien sabido, la humedad que requieren las plantas en su fase de crecimiento es vital. Por ello muchas personas optan por adquirir un nebulizador o humidificador de ambientes, que logren mantener un nivel de saturación aceptable para frutos y plantas. Sabiendo eso, no está de más conocer otros tipos de nebulizadores, como los humidificadores de vapor y sus diferencias con los humidificantes normales, veremos sus características y funcionamiento.

Una diferencia es que los dispositivos humidificantes normales, el vapor va hacia una húmeda almohadilla y los de vapor van de forma directa al conducto que proporciona el aire caliente. Los de vaho otorgan humedad trabajando de manera simultánea con el dispositivo aireador HVAC, mientras que el convencional puede utilizar libremente el mismo calentamiento del sistema calefactor. Algunos expertos afirman que otra diferencia es que el dispositivo de vapor es relativamente más fácil de dar mantenimiento que el normal, aunque eso también depende mucho del fabricante y la calidad de dichos aparatos.

Ahora bien, algunos aparatos de humidificación vaporizados cuentan con interruptores de seguridad que se encargan de cortar la corriente eléctrica cuando el tanque se retira del humidificador de gas fluido. Otros incluso son más sofisticados, ya que poseen tres sensores que no dejan que el sistema funcione en caso de que el tanque esté seco, o por el contrario, que éste se vea muy lleno en determinados casos.

Algo muy importante es que un aparato vaporizador como estos sean instalados por un experto en HVAC, es decir, alguien especializado en el tema del aire acondicionado o de la ventilación. Ya una vez hecho esto, ahora se tendrá el control para modificar los niveles de humedad requeridos por nosotros.

¿Cómo funciona un sistema de humidificación a vapor?

humidificador-de-vapor-1Primero hay que recalcar la importancia en el termostato, ya que éste es el que regula la temperatura del humidificante a la hora de proporcionar la humedad. El control tiene que estar conectado al aparato por medio de cables o en su defecto de manera inalámbrica. Posteriormente la resistencia en forma circular calentará el agua que se ubica en el tanque hasta que ésta haga ebullición. Después el vapor que se genere de dicha ebullición saldrá por los conductos del HVAC, y dependiendo del uso ya sea por medio de los calefactores, o sistemas de ventilación. Si es a distancia, el fluido circulará por la manguera con aislación para el vaho, desde el mismo dispositivo hasta el tubo de alimentación.

Con la adecuada instalación de sus sistemas de aireación o calefacción, la humedad será provista a todo el recinto sin problemas. Aquí dependerá de la configuración que uno le dé al termostato y al aparato humidificante mismo para que caliente el aire del interior de un hogar. Algunos mecanismos son inteligentes, es decir, cuando se alcance el nivel óptimo de humedad en el interior de la casa, entonces se dejará de suministrar el vapor, precisamente el sistema HVAC se encargará de la distribución homogénea.

Ya para concluir, la válvula solenoide será la encargada de abrir y cerrar para el relleno del tanque, acorde a las necesidades. La gran ventaja es que si no hay actividad de humidificación por largos períodos de tiempo, entonces habrá un vaciado de depósito de agua para que la misma no se estanque, y si se precisa de humedad, en ese mismo instante de rellenará.