¿Cuáles son las diferencias entre los nebulizadores y los inhaladores?

Los nebulizadores  son uno de los temas más importantes en cuanto a los trastornos respiratorios, que sin duda resultan ser muy difíciles de sobrellevar sin la atención necesaria, por lo que no deben tomarse a la ligera, sobre todo cuando comienzan a gestarse los primeros síntomas. En caso de aparecer dichos trastornos, se sugiere acudir con un médico de modo que pueda brindarles una solución adecuada.

Sin duda, les presentará dos soluciones para la administración de los medicamentos: inhalador o nebulizador. La elección de cualquiera de estos dispositivos dependerá de muchos factores, por ejemplo, el precio, el sitio a usar, las preferencias subjetivas, entre otros. De modo que puedan determinar cuál es el más indicado para su caso, en esta publicación les explicaremos cuáles son las diferencias entre ambos dispositivos. No olviden contactar a nuestra firma H2OTEK, si se deciden a escoger un nebulizador de calidad y a un excelente precio. Sin más que agregar, ¡Comencemos!

La administración de medicamentos para los variados trastornos respiratorios como el asma, la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y la fibrosis quística mediante métodos de inhalación, es actualmente una práctica común, para ello se hace uso del inhalador y el nebulizador, que consisten en aquellos dispositivos que se utilizan para administrar dichos medicamentos, los cuales pueden ser, calmantes o preventivos. Esto es tan solo una descripción general, pero para entender las diferencias entre ambos, es menester ir directo a los detalles.

Con respecto a los inhaladores, también denominados “puffers”, nos referimos a los pequeños dispositivos de mano hechos de plástico y metal, se conforman por un bote de lata presurizado, en cuyo interior se alberga la medicina cuya liberación se da en dosis fijas cuando se ejerce presión en el bote, por lo tanto, siempre se tendrá la dosis indicada durante su uso.

Asimismo, estos inhaladores se pueden utilizar con un dispositivo adicional de plástico conocido como “espaciador”, el cual se coloca entre el recipiente y la boca del paciente, para ayudarle a inhalar el medicamento, el otro tipo de inhalador disponible conocido como  inhalador de polvo seco, se emplea  con una dosis calculada de medicamento en polvo presente en una cápsula convencional que requiere de cargas manuales.

Ahora bien, con respecto al nebulizador este consiste en un dispositivo voluminoso, el cual integra un compresor en cuyo contenido hay aire comprimido, u oxígeno que es transportado a través de un tubo hacia la boquilla, el aire comprimido u oxígeno fluye a alta velocidad a través del tubo, y en el medicamento líquido presente dentro de una pequeña copa en la boquilla, con lo que lo convierte en niebla idónea para su inhalación.

A diferencia de los inhaladores, cuyo funcionamiento es manual, los nebulizadores se caracterizan por ser electrónicos, con plug-ins o funcionan con baterías, los más utilizados son, los nebulizadores a chorro que son fáciles de manejar, pero que emiten un fuerte sonido vibratorio cuando se encienden.

Veamos ahora las diferencias latentes en el mecanismo para una mayor comprensión. Los inhaladores funcionan liberando el medicamento en forma de aerosol para que este pueda ser aspirado por la boca, el paciente necesita coordinar su inhalación con la liberación del medicamento. El dispositivo espaciador captura el aerosol liberado del inhalador, que luego puede introducirse en la boca mediante respiraciones lentas y profundas, de 4 a 6 veces, después de esto, el paciente necesita contener la respiración durante 10 segundos para permitir que el aerosol se asiente sobre las paredes bronquiales.

Por otro lado, los nebulizadores  convierten la medicina líquida en una niebla, haciendo uso de aire u oxígeno presurizado, que el paciente inhala posteriormente a través de una máscara que cubre su nariz, y que está conectada al dispositivo. Para su funcionamiento, el medicamento se vierte en la copa que se haya adherida a la máscara, para que cuando se encienda el nebulizador, lentamente la solución se convierta en neblina disponible para su inhalación, durante un período de 10 a 20 minutos.

Tanto uno como otro cuentan con ventajas, las cuales vale la pena conocer para determinar el más indicado a su caso, aunque lo preferible es contar con ambos para un control óptimo de los trastornos. Los inhaladores son más baratos, más rápidos de usar y el paciente puede llevarlos fácilmente a todas partes. Al ser rentables, se prescriben para su uso de rutina en trastornos respiratorios. Sin embargo, los inhaladores requieren la coordinación de la respiración para permitir que la medicina llegue a los pulmones, lo que, si no se realiza correctamente, dará como resultado un alivio deficiente de la respiración para el asmático.

Esto ha sido abordado en gran medida por los dispositivos espaciadores, por otro lado, los dispositivos de nebulización demuestran ser ventajosos en los hospitales cuando los medicamentos deben administrarse a pacientes con cuello de traqueotomía o intubados, con dificultad respiratoria grave, dentro de ambulancias, etcétera, sin embargo, estos dispositivos son voluminosos, no fácilmente transportables y resultan más caros que los inhaladores, ahora bien, resultan más eficientes cuando se requiere una mejor introducción del medicamento de manera local.

En resumen, el inhalador y el nebulizador son igual de efectivos en la administración del medicamento. Los inhaladores son dispositivos portátiles que cuando se usan con un espaciador demuestran ser eficientes. Los nebulizadores no son portátiles pero si son más convenientes cuando se trata del manejo de medicamentos líquidos caros, por lo que se utilizan principalmente en hospitales. El dispositivo recomendado por su médico podría ser cualquiera, lo importante es aprender la forma adecuada de usarlo para que los medicamentos administrados lleguen a los pulmones por completo y de esta manera poder controlar su trastorno respiratorio.

Una vez que han entendido las diferencias entre ambos tratamientos para los problemas respiratorios, sabrán escoger el más indicado a su gusto y necesidad. Esperamos que esta publicación haya sido amena así como útil para ustedes, estimados lectores, no olviden contactarnos si están interesados en adquirir nebulizadores de calidad a un excelente precio. Años de experiencia en el negocio nos respaldan. Manténganse al tanto de nuestras publicaciones si desean conocer más detalles relacionados con nuestros servicios. ¡Gracias por su visita!