Control de humedad en oficinas

El grado de confort de un individuo en el trabajo influye notablemente en su desempeño. Por ello, con la finalidad de mejorar el rendimiento de las personas que laboran en una oficina, es necesario tener un control sobre las condiciones ambientales como la temperatura, humedad, iluminación y ventilación. A continuación presentamos algunas consideraciones generales que se recomiendan al momento de acondicionar una oficina para garantizar una buena calidad ambiental.

En primer lugar hablemos del confort térmico, es decir, el conjunto de sensaciones que hacen que una persona se sienta a gusto o bien en un espacio determinado. Este concepto está relacionado con el equilibrio entre las pérdidas de calor y las ganancias de calor en el cuerpo ocasionadas por las funciones metabólicas del organismo y por las actividades que realiza el individuo. Este equilibro está dictado por la radiación de calor, la convección y evaporación, manifestaciones en las que influye la temperatura del ambiente, la humedad y la velocidad del aire, así como la edad y el sexo de las personas. Tanto la edad como el sexo determinan en gran medida, las preferencias de una persona hacia ciertos niveles de temperatura y humedad por lo que son factores a tomar en cuenta al momento de ejercer control sobre ellos.

En cuanto a la temperatura debemos distinguir que en un espacio existen dos tipos de temperaturas: la temperatura del aire y la temperatura radiante. Ambas, más que considerarse como agentes climáticos, deben evaluarse como sensaciones que perciben los individuos a través de la piel o por el aire que respiran. La temperatura del aire es equivalente a las características del clima, mientras que la temperatura radiante es aquella que las superficies conservan y mediante un proceso de convección, ceden al aire. Dependiendo de la ubicación geográfica de la oficina en cuestión pueden existir variaciones en la temperatura ideal recomendada, pero por lo regular se aconseja que se mantenga en 22°C durante el invierno y a 24°C en el verano.

El siguiente punto a tener en consideración es la humedad. La humedad del aire se mide en relación con la cantidad máxima de vapor de agua que puede contener el aire a una temperatura específica. El término correcto aplicado a esta medición es el de humedad relativa y es un factor que ha sido estudiado a lo largo de la historia para encontrar una manera de mantenerlo en un nivel confortable. Las múltiples investigaciones que se han hecho sobre la humedad en el aire han arrojado datos que muestran que, tanto un nivel muy bajo como una alta saturación de vapor de agua en el ambiente pueden ser nocivos para la salud, por lo que se recomienda mantener un equilibrio. Esto se puede lograr con el uso de un equipo especial, ya sea un humidificador o un deshumidificador, aparatos encargados de elevar la cantidad de vapor de agua en el aire o bien, de extraerlo para crear un ambiente más seco.

Establecer un estándar en cuanto a humedad relativa puede resultar bastante complicado pues, como ya mencionamos, el confort térmico depende de múltiples factores. Sin embargo existe un rango recomendado, mismo que puede variar según la temporada del año y la zona geográfica donde se encuentre la oficina. Los valores de este rango se sitúan entre el 40 y 60% de humedad relativa a una temperatura entre los 15°C y 30°C. Si el porcentaje mínimo se encuentra por debajo del 30% o supera el 60% se pueden presentar algunos problemas que afecten la salud de las personas, por ello se recomienda utilizar un humidificador, en caso de que el nivel de humedad esté por debajo del rango aceptable para la salud, o un deshumidificador para los casos en que la humedad rebasa la humedad relativa máxima recomendada.

Ahora bien, otro factor que influye en el confort térmico y que tiene efecto directo sobre la humedad y la temperatura de una oficina es el movimiento del aire. El movimiento del aire puede aportar una ventilación refrescante si es tratado eficazmente. En conjunto, la temperatura, la humedad y el movimiento del aire pueden provocar sensaciones distintas en las personas al interior de la oficina. Si por ejemplo, la temperatura y humedad son elevadas pero hay un buen movimiento de aire, la sensación de calor disminuye gracias a que el roce del aire con la piel genera una sensación de frescura. Mientras tanto, en caso de que la humedad sea alta y la temperatura baja, el movimiento del aire puede provocar una sensación de frío y el confort térmico disminuye. Por lo anterior se recomienda que en ambientes no calurosos el movimiento de aire se mantenga a menos de .25 m/s, si se trata de trabajos sedentarios en un ambiente caluroso la velocidad de aire debe rondar los .50 m/s y para trabajos no sedentarios los .75 m/s.

Finalmente, la calidad del aire también es un factor que influye en el confort de una persona en una oficina. Aunque resulta bastante sorprendente, es común que los ambientes interiores estén hasta diez veces más contaminados que el aire exterior. Esto se debe a que en las oficinas existen varios aparatos que emiten residuos que afectan la calidad del aire, como las fotocopiadoras y las impresoras, o bien, el uso de ciertos materiales como adhesivos y pinturas o los productos empleados en las tareas de limpieza, emiten partículas orgánicas que deterioran la calidad del aire. Para solucionar este problema se recomienda planear la distribución del lugar de trabajo para garantizar que se cuente con aire limpio suficiente, o bien, instalar equipos de ventilación que extraen el aire y lo renuevan cada determinado tiempo.

Además de los factores descritos hay otros elementos que influyen en el confort de las personas en una oficina, como elementos visuales, la recepción de sonido y luz, entre otros, los que abordaremos en futuras entradas.  No está de más recalcar la importancia del control de cada uno de estos elementos para garantizar que los individuos se sientan más cómodos y por tanto, puedan ofrecer una mayor productividad.

Si deseas adquirir un humidificador, extractor de aire, ventilador, deshumidificador, calefactor u otros equipos para el control ambiental en una oficina, visita el catálogo de H2OTEK en el que encontrarás una gran variedad de modelos en marcas de la más alta calidad.

Watch Full Movie Online Streaming Online and Download