Consejos para elegir los nebulizadores ideales para niños pequeños

Los nebulizadores son aparatos que convierten la medicina líquida en pequeñas gotas de aerosol que pueden ser inhaladas fácilmente a través de una mascarilla o boquilla. La medicación inhalada es ampliamente recomendada para quienes padecen enfermedades respiratorias, es decir, afecciones del sistema respiratorio.

Esto incluye entre otras, las enfermedades del pulmón, la pleura, los bronquios, la tráquea y el tracto respiratorio superior. Las enfermedades respiratorias abarcan desde las consideradas leves, como el resfriado común, hasta las que suponen un riesgo para la vida, como la neumonía bacteriana o la embolia pulmonar.

Algunas de las más comunes son el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquitis, rinitis y las alergias respiratorias. El tratamiento de estas enfermedades respiratorias depende de la naturaleza de la propia enfermedad, su gravedad y el tipo de paciente. Por ejemplo, un tratamiento frecuente para el asma o la EPOC implica la administración de medicación inhalada.

En H2O TEK sabemos que la medicación inhalada es recomendada para todos los pacientes, pero los padres de hijos pequeños llegan a tener diferentes dudas en cuanto al nebulizador más adecuado para los menores, es por ello que hoy les platicaremos ampliamente sobre el tema para resolver las dudas más comunes, así como algunos consejos para facilitar el uso de este instrumento médico para los más pequeños.

Es importante saber que aunque muchos padres de niños con asma se preguntan cuál es el mejor tratamiento para sus hijos con asma u otras enfermedades respiratorias, sin embargo, los médicos han declarado que lo que en realidad importa no es el tipo de tratamiento sino que el medicamento se aplique apropiadamente.

Esta es la razón por la que muchos padres han preferido el uso de la medicina inhalada, debido a su portabilidad, pero en realidad para elegir el tipo de tratamiento también se deberán observar las habilidades de paciente, es decir, si el pequeño es capaz de coordinar adecuadamente o si no puede dar una respiración lo suficientemente profunda, en este caso la toma del medicamento quedaría incompleta y se afectarían los resultados finales del tratamiento.

Es importante que los padres de familia conozcan los 2 tipos de dispositivos que existen:

  • Tipo pistón o tipo jet
    Funcionan como un compresor a pistón. Se recomiendan para la administración de soluciones fisiológicas con medicación, ya que este sistema produce una niebla más fina, con mayor penetración en la vía aérea. Además, su limpieza es más fácil porque el líquido no sale por la manguera sino que sale directamente del dispositivo hacia la mascarilla. Este tipo es recomendable tanto para las vías aéreas superiores como para las inferiores. Se recomienda en caso de laringitis, bronquitis y asma, debido a que libera micro-partículas pequeñas que penetran en las vías respiratorias bajas y medias, donde se encuentran las ramificaciones más pequeñas.
  • Dispositivo ultrasónico
    Las máquinas están destinadas al uso de aquellos que no pueden usar un inhalador de mano. Una de las grandes características de este tipo de nebulizador es que es más rápido durante el proceso y hace menos ruido, por lo que su uso resulta excelente para los niños, sobre todo para los más pequeños que se inquietan fácilmente con este tipo de tratamientos. Se recomienda normalmente en patologías llamadas de la vía aérea superior, como sinusitis, rinitis alérgica y faringitis. Debido a que el dispositivo ultrasónico produce una niebla más uniforme llena de partículas más pequeñas de la medicina, se cree que es un método superior de repartir medicamentos, porque más profundo podrá penetrar la medicina en los pulmones.

¿Cómo se escogen los mejores nebulizadores para los niños?

Lo primero que hay que saber es la parte del tracto respiratorio que será tratada. Las partículas más grandes se depositarán en las vías altas, mientras que las más pequeñas lo harán en las vías bajas.

Aunque para muchos niños, el uso de este aparato para el medicamento inhalado puede resultar molesto, es también la mejor opción para los padres que quieren dar el tratamiento adecuado a sus hijos, incluso hay modelos especiales diseñados para niños. Se recomienda a los padres explicarles a sus hijos el motivo de su tratamiento y como este puede ayudarles a sentirse mejor, además se recomienda entretener a los niños con juegos o actividades que puedan realizar mientras reciben su tratamiento. Se recomienda tomar en cuenta los siguientes factores:

  • Un dispositivo menos ruidoso y con una nube de medicación más tenue puede facilitar la inhalación a niños pequeños y recién nacidos.
  • La elección de un modelo colorido es favorable para los niños, esto ayuda a que el tiempo de tratamiento se sienta más cómodo.
  • Debemos verificar que la máscara o la boquilla estén instaladas adecuadamente en la nariz y boca del pequeño, para que la medicación se pueda administrar correctamente.
  • En lactantes y niños pequeños (hasta los 5 años) se recomienda usar mascarilla, porque con estas edades no saben respirar por la boca, por lo que la nariz actúa como un filtro que retiene gran parte de la medicación. Un ejemplo sencillo es que cuando el pequeño llora respira por la boca, lo que al mismo tiempo facilita la inhalación del aerosol, lo que es un factor que puede tranquilizar a los padres.
  • Entre las edades de 6 años en delante, es recomendable utilizar la boquilla en vez de la mascarilla, para evitar la respiración nasal que se produce con la mascarilla. De igual forma es recomendable utilizar boquilla cuando se administran fármacos antibióticos, bromuro de ipratopio y corticoides.
  • Deberemos mantener el dispositivo limpio, según las instrucciones de cada aparato, además de lavarnos las manos antes y después de cada uso. Algunas partes y accesorios pueden lavarse en el lavavajillas o hervir, pero siempre asegurándonos de seguir las instrucciones del fabricante para una limpieza adecuada y desinfección competa.

La mejor forma de complementar esta información para hacer una adecuada elección del dispositivo, será acudiendo con el profesional de la salud de nuestra confianza quien en base a los antecedentes médicos nos orientará sobre la opción ideal. En H2O TEK les recordamos la importancia de que nuestro dispositivo proporcione un tamaño de partícula que se adapte al tipo de enfermedad que estamos tratando. En H2O TEK ponemos a sus órdenes nuestros nebulizadores para que obtengan los múltiples beneficios de un correcto nivel de humedad.