Cómo prevenir enfermedades con la ayuda del humidificador-deshumidificador en residencias geriátricas y centros gerontológicos

Los dispositivos de humidificación son muy útiles para prevenir ciertas afecciones, como en las vías respiratorias y en la misma piel. Esto es beneficioso para todos, desde bebés hasta personas de la tercera edad. Por ello, se recomienda mucho que estos aparatos no falten en el hogar y lugares de trabajo, por una mejor salud y confort.

Cómo prevenir enfermedades con la ayuda del humidificador-deshumidificador en residencias geriátricas y centros gerontológicos

Desde hace mucho tiempo, se han venido manejando lo que se conoce como asilos de ancianos, lugares que son especiales para personas de edad avanzada, donde pueden juntarse y pasar los días al cuidado de personas. Eso ha venido cambiando, ya que podemos encontrar términos relativamente nuevos, como los llamados centros gerontológicos, que son centros especializados para la atención especial de tales personas. Asimismo, podemos identificar a las residencias geriátricas, que ya de por sí, suena a algo ostentoso, y la verdad es que no es para menos, ya que son instituciones con personal muy preparado en el tema del cuidado de ancianos, en todos aspectos, desde el trato rutinario, hasta especialistas en medicina gerontológica, y problemas puntuales de la edad, como las enfermedades crónico-degenerativas; definitivamente son una excelente opción para estas personas.

¿Cómo ayudan los humidificadores a personas de la tercera edad?

Tanto bebes, niños pequeños, así como los ancianos, son extremadamente susceptibles a los cambios climáticos externos e internos de un área determinada. Es implica obviamente las fluctuaciones en temperatura y humedad, donde esta última, al no tener los niveles adecuados en todas las áreas comunes del geriátrico, entonces podría resultar un problema de salud.

Un ambiente por demás seco, puede influir de forma muy negativa en nuestros adultos mayores. Es aquí donde entra la importancia de tener un humidificador en todas las áreas posibles del centro o institución especializada.

Las ventajas de salud y confort son demasiadas. Para empezar, está demostrado médicamente, que los virus y otros agentes patógenos orgánicos y químicos, se transportan de mejor manera en un ambiente seco, y es que al menos, algunos estudios han demostrado que estos agentes infecciosos se enlentecen o se paran cuando existen condiciones microclimáticas específicas, lo que incluye una humedad relativa que esté entre el 40% y 60%. Esto pasa porque las mucosas del tracto respiratorio se mantienen en buenas condiciones, lo que es perfecto para el sistema inmunológico del cuerpo.

Cuando existe una sequedad excesiva en el ambiente de un centro geriátrico, tengamos por seguro que los pacientes ya no podrían contar con esa barrera natural del tracto respiratorio, provocando posibles afecciones de las vías respiratorias y hasta de la piel; es esencial la humidificación de sus cuerpos en todos aspectos.

La humedad excesiva también puede perjudicar a las personas de la tercera edad

La sequedad prolongada es igual de mala que la excesiva humedad. Cuando existe demasiada saturación ambiental, el aire se podría volver pesado y

Cómo prevenir enfermedades con la ayuda del humidificador-deshumidificador en residencias geriátricas y centros gerontológicos

complicado de respirar, esto en definitiva no es aconsejable para los pacientes más susceptibles.

Control de humedad y temperatura con ayuda del deshumidificador

Todas las áreas puntuales de los geriátricos, deberían contar con sistemas de humidificación y deshumidificación, que a su vez estén controladas y monitoreadas con paneles de seguridad, para que el

confort microclimático esté lo mejor posible. Con esto nos aseguraremos de que el paciente no presente irritaciones de garganta, enfermedades respiratorias o inclusive, lesiones en la piel, pero a la vez, respirará perfectamente.

Prevenir para no lamentar, prevenir para ahorrar con humidificador

No hay nada como estar debidamente preparados ante las posibles afecciones que se pueden presentar en los pacientes de la tercera edad, es complicado que se logre anticipar a tales eventos, pero si está en nuestras manos, poder mejorar las condiciones de las residencias geriátricas o centros gerontológicos, entonces se debería hacer todo lo posible.

En cuanto al ahorro, también es posible, ya que el tratar enfermedades que se pudieron haber evitado, siempre será un problema presupuestario para el centro especializado, en cuanto a conseguir medicación, o incluso hasta tener que contratar personal extra. Al mejorar las condiciones de las áreas mediante el humidificador y deshumidificador, estaremos un paso adelante al evitar posibles costos innecesarios y otras molestias para el cliente.