Cómo mantener mis jitomates con una buena humedad y temperatura

(El clima ideal para el jitomate y el uso del humidificador)

Si tienes un huerto de jitomates, es esencial que sepas el clima que ellos necesitan, tanto en temperatura como en humedad, esa es la clave para mantener y hacer crecer un jitomate sano.

Este vegetal es originario de Sudamérica y posteriormente se expandió por todo el continente americano; es un alimento rico en calcio, hierro, vitamina C entre otros elementos. Incluso se ha comprobado que el jitomate es una verdura que al consumirla regularmente, ayuda a combatir el cáncer, debido a sus sustancias antioxidantes llamadas carotenoides.

Un sencillo jardín de una casa puede ser el espacio ideal para el cultivo de un jitomate, pero es necesario saber que necesitan condiciones climatológicas importantes; el jitomate es una verdura exclusivamente de clima cálido y son muy susceptibles al frío, así que en temporadas invernales es importante se implemente en el jardín algún dispositivo de calefacción que ayude a mantener una buena temperatura en el ambiente. Los jitomates no toleran temperaturas por debajo de los 10°C, éstos deben ser mantenidos entre los 24 y los 29.5 grados centígrados.

Durante su germinación, la semilla del jitomate se vuelve activa y crea los primeros brotes de la planta, por lo tanto requerirá luz y humedad constante, para eso es recomendable observar la humedad de la tierra donde esté plantada, también es aconsejable usar un humidificador que mantenga las condiciones ideales de humedad para el jitomate. Al igual el proceso de crecimiento es de vital importancia, la planta de este vegetal todavía esta inmadura, y la fotosíntesis es cuando toma gran relevancia, por eso la planta tendrá que recibir al menos 6 horas de luz solar, para que se mantenga cálida y húmeda; el uso de un aparato humidificante podría proporcionar la humedad requerida.

Si se prefiere cultivar jitomates en espacios cerrados como departamentos, entonces se debe poner aún más énfasis en la humedad, ya que una humedad excesiva puede generar múltiples enfermedades a la planta, asimismo una humedad baja contribuirá a un mal crecimiento del jitomate. En este caso no es factible el uso de calefacción, porque podría generar una sequedad severa. Todo esto quiere decir que si se van a sembrar plantas de jitomate en el interior de una casa o establecimiento, lo mejor es contar con un dispositivo de humidificación, al igual que un deshumidificador o desecante, para mantener los contenidos de humedad idóneos para los jitomates.