Cómo conservar la lechuga con humedad durante su crecimiento

(Uso del humidificador en las lechugas)

La humedad del suelo es un elemento esencial para muchos de los frutos y vegetales que existen, ya sea para su crecimiento, sin embargo existe un tipo de humedad y es el que se encuentra en el aire, que beneficia el almacenamiento de los mismos. Existen vegetales que requieren condiciones de vapor de agua en el aire que sean beneficiosas para su óptima conservación, un dispositivo humidificante puede ser muy beneficioso en estos casos.

La lechuga o lactuca sativa es un vegetal que crece en regiones semi-templadas y se cree que los egipcios lo cultivaban desde tiempos remotos. Se puede consumir durante todo el año, debido más que nada a su implementación a invernaderos.

Crecimiento

Se deben tener cuidados especiales con la lechuga, sobre todo si se piensa cultivar en lugares calurosos y secos. La lechuga no va a tolerar altas temperaturas, ya que no germinarían muy bien, además durante su proceso de crecimiento corre el riesgo de que se espigue y desarrolle hojas amargas, por eso durante la fase de crecimiento, se necesitarán temperaturas de entre 14° y 18°C durante el día y de 5° a 8°C durante la noche.

La humedad relativa ideal para la lechuga es del 60% al 80%, este vegetal no será capaz de soportar una sequía por más corta que sea. Si se piensa cultivar lechuga en una casa o en un invernadero, es conveniente que cuente con un humidificador que provea el rocío necesario para el crecimiento y conservación de la hortaliza.Review Android Smartphone

Almacenamiento

Hay que recordar que el almacenamiento es una parte muy importante, por lo que la lechuga se debe depositar en un lugar cuya temperatura sea de 0°C, no menos de eso porque puede ocurrir un daño por congelamiento; la humedad relativa tiene que ser mayor del 95%.

Es normal que ocurra un deterioro de las hojas debido a algunos hongos como la sclerotinia y la botritis cinerea, de ser así, hay que cortar las hojas infectadas y seguir con el procedimiento de almacenamiento a bajas temperaturas y a humedades altas. También pudieran aparecer algunas especies de bacterias, igual se aplicaría el mismo procedimiento.

El uso de un aparato deshumidificante es de gran utilidad para la conservación de la lechuga, este dispositivo tiene que estar bien controlado para generar las condiciones de humedad ideal.