Auto-sustentabilidad agropecuaria: Educación agrónoma escolar para niños y cultivo de sus propios alimentos

Uso de humidificador para fines didácticos

Las aplicaciones tecnológicas de la actualidad, parecen que despiertan una inteligencia distinta en los niños, algo que tal vez nosotros no tuvimos ni mucho menos nuestros papás o abuelos. Sin embargo, ante todo esto, parece que nos estamos olvidando de algo muy esencial: una sustentabilidad propia. Esto en teoría, debe aprenderse desde que

Educación agronoma

Educación agronoma

somos niños, y está en nuestras manos, como adultos, enseñarles lo fundamental de la vida.

No es raro ver que en algunas instituciones están poniendo en práctica esta disciplina, enseñándoles a los niños el valor de la comida, al ser cultivada por ellos mismos. Pero no solo eso, también implica la enseñanza de los procesos básicos, como la construcción de un pequeño huerto ecológico, la siembra, el riego, uso de dispositivos modernos como humidificadores o pulverizadores y saber cómo manejarlos, en tiempo y forma, entre otras cuestiones.

Cultivo de frijol

Cultivo de frijol

Cultivo de frijol

Se puede empezar con algo sencillo, como el cultivo de frijoles. Para el óptimo desarrollo de esta planta, cada una de estas deberá estar separada al menos, 40 centímetros; si se usarán macetas, el cultivo del frijol deberá estar a 30 centímetros de profundidad. Prefieren la luz solar para su desarrollo y evitar plagas.

Cuando alcancen unos 15 centímetros, entonces ya podemos trasplantarlos en el sitio final. El mantillo o acolchado ecológico, funciona como capa protectora natural de la tierra, para que no se dañe con los factores climatológicos y no prolifere el crecimiento de hierbas malas.

Suelo húmedo para el frijol y uso de humidificador

Este manto también ayuda a que se retenga la humedad, ya que requieren de riego constante; el suelo húmedo es esencial, pero con su debido drenaje. Y aunque necesitan oxígeno, hay que evitar los vientos fuertes. El humidificador se puede usar para mantener el compost humedecido y bien nutrido, pero cuidando en el riego, de no encharcar. Tras ocho semanas y si todo sale bien, ya se podrá disfrutar de este rico alimento.

Cuando el niño aprenda a hacer estas cosas y más en el cultivo sencillo del frijol, le enseñará el valor de hacer crecer una planta por sí mismo. Su desarrollo pedagógico será aún más completo.

Humidificación en el cultivo de rábanos

Otro vegetal relativamente sencillo de sembrar, es el rabanito. Enseñarle a cosechar este alimento a los niños, no solo

hará que aprendan el valor de la comida, sino también disfrutar un alimento nutritivo. Se pueden hacer platillos deliciosos con otros ingredientes, para que el niño no sienta demasiado el sabor amargo de tal vegetal. Para empezar posee muchas vitaminas como la niacina y ácido fólico. Además, tiene minerales como calcio, potasio y hierro, por mencionar algunos.

Para el buen crecimiento del rábano, este precisará de humedad constante, donde su riego debe ser más nocturno. Es importante que no dejemos se encharque la maceta o el huerto. Para mantener la humedad, se pueden recurrir a humidificadores, programando su funcionamiento.

En el momento de la siembra, es significativo que cada semilla de rábano esté separada sie

Humidificación en el cultivo de rábanos

Humidificación en el cultivo de rábanos

te centímetros entre cada una. Si se van a usar macetas, hay que asegurarnos de colocar las semillas con buena profundidad, al menos 20 centímetros. Asimismo, esta planta requiere de mucha luz, aunque la semi-sombra también es buena idea.

La preocupación por la salud alimentaria y el medio ambiente en general, es un tema que atañe a chicos y grandes. Como figuras de autoridad, ya sea de padres, tutores o maestros, es primordial darle a conocer estos temas a los niños, el futuro de la sociedad.

Los huertos escolares son proyectos que ya se vienen dando en algunas entidades, pero todavía no en la mayoría, como debería ser. Los alumnos o aprendices alrededor del mundo, deberían ya educarse para producir hortalizas y frutas en la comodidad de su entorno escolar, y que eso muy probablemente se proyecte hacia su mismo hogar. Obviamente las escalas de cultivo serán diferentes, pequeñas para entrar en práctica e ir perfeccionando sus técnicas.